jueves, 21 de octubre de 2010

Soy una cerda puta.

Ser una puta no me molesta. Voy, te conozco, me conocés, me invitás un par de veces a tomar algo, no pasa nada, me invitás otra vez, terminamos cogiendo, borrachos, fumados; cogiendo como si se acabara el mundo. Después te vestís y te vas y yo vuelvo a dormir y al otro día pienso: soy una puta. Así nunca te van a querer. Nadie quiere a las putas, por eso son putas. ¿Quién necesita más cariño que una puta? Nadie. Les falta afecto, por eso son putas, por eso sos una puta, porque nadie te quiere, y nadie te quiere porque sos una puta, y hacerse puta parece lo más fácil del mundo.

Al fin me levanto, y me pongo a comer. Soy una cerda. Una puta y una cerda.

Cojo, y siento vacío después. Como, y lleno algo. Lleno mi estómago y lleno ese vacío. Ahora quiero vaciar mi estómago y encontrar otras maneras de vaciarme de mí que no sean cogiendo. Porque si cojo, me vacío, se me va alguna parte de mí, y soy cada vez más chiquitita.

Coger y comer se conjugan igual, ahora que lo pienso. Qué maravilla, la gramática.

2 comentarios:

Srita. Maga dijo...

cero palabras.

BUT

-por un lado sabes qué miércoles te vacía de a poco.
-por el otro, no hay otro, es una mierda el vacío, una sensación de ahogo? argh. desesperante y pasivo a la vez.

la libélula dijo...

Lado 1: buen punto, BUT
me vacía no-literalmente =(
Lado 2: TAL CUAL


(la verificación de la palabra de MI PROPIO blog es neDEPRE... esto de hallar símbolos en todas partes me trae de los pelos!)